La importancia de una buena iluminación en el trabajo

Rate this post

luz en el trabajo

La iluminación es una parte importante del trabajo que realizamos a diario. Si no contamos con la luz suficiente, entonces no tenemos las condiciones óptimas para poder desempeñarnos correctamente. Lo primero que se tiene que considerar es la utilización de la luz natural para desempeñar nuestras funciones. Sin embargo, cuando ya no tenemos dicho elemento, hay que preocuparse por tener la mejor iluminación artificial, la que nos permitirá realizar de manera adecuada nuestras tareas, ya sea de trabajo, de estudio o de lectura, especialmente si hay días nublados, que tienden a ser más opacos.

Mucha gente no presta la atención necesaria a este punto, pero es muy importante, pues una mala iluminación conlleva un cansancio visual, un mayor esfuerzo ocular y un agotamiento mental y todo esto, reduce los niveles de productividad. Los expertos aconsejan incorporar diferentes niveles de iluminación artificial, combinando luz general de modo focalizado.

  • Luz general: No debe ser muy brillante, puesto que cansa la vista. Lo ideal es que sea clara y se puede conseguir mediante lámparas de pie o colgantes. Los fluorescentes también es otra buena opción, ya que son de 2 a 3 veces más eficientes que las ampolletas incandescentes.
  • Luz focal: Es el complemento ideal para la luz general en espacio de trabajo y puede ser instalada en la pared, en un estante o en la misma mesa de labores, siempre apuntando hacia el área en la cual se hacen las tareas.
  • Luz led: La luz led se ha convertido en una alternativa altamente válida en distintos ámbitos. Y es que su capacidad de iluminar y a la vez de bajar el consumo de energía lo hace ideal. Para efectos prácticos, funciona también como la luz tradicional, por lo que si se requiere para trabajos o estudios, no habrá mayores problemas.

No comments yet.

Deja un comentario